miércoles, 29 de mayo de 2013

Bizcocho tres texturas

Hacían tiempo que no hacía una y entrada y no será por recetas porque de tener tengo muchas pendientes, sino por tiempo, en fin que aqui estoy otra vez :) 


Algunos pensaréis que "que eso de las tres texturas" si en la foto sólo se ven dos!!! pues si se supone que es de tres texturas pero he llegado a pensar en llamarlo dos texturas ya que la de la base bien debe de ser tan fina que la cámara no la pillaba, ¡ya sabéis que la cocina es un misterio! y aunque llevemos todo muy medido nunca salen dos platos iguales :) lo bueno es que sean dos o tres el bizcochito este está tremendo y creo que como finalidad es lo importante, no?

Pues nos ponemos el delantal y empezamos con la receta jeje,



Ingredientes

5 huevos
625ml de leche tibia
156g de mantequilla derretida y fría
175g de azúcar
140g de harina
1 cucharadita de agua de azahar 
1 cucharadita de aroma de naranja (puede valer otro que os guste más)

y aunque suene raro no necesita levadura chachán chachán porque hay truco jeje

En primer lugar separamos claras de yemas, y las claras las batimos a punto de nieve (esto es lo que hará que el bizcocho tenga esponjosidad).

Ponemos al baño maría la mantequilla para que vaya derritiendo.

Ahora en otro bol vamos batiendo las yemas de antes junto con el azúcar, una vez integrado incorporamos el azahar y el aroma (ojo estas dos son opcionales pero a mi personalmente me encantan estas, el azahar porque le aporta esponjosidad y la naranja por lo evidente ... su sabor suena a tradicional).

Mezclamos muy bien y añadimos la mantequilla derretida, mezclamos bien y añadimos la leche poco a poco, se que insisto mucho pero hay que ir mezclando bien todos los ingredientes y es mejor poco a poco. 

Una vez mezclado todo vamos añadiéndole la harina tamizada y volvemos a mezclar muy bien.

Llega el momento delicado, por un lado tenemos las claras a punto de nieve y por otro la masa con el resto de los ingredientes bien mezcladitos. Con ayuda de una lengua volcamos las claras en la masa y con movimientos envolventes mezclamos con mucho mimo.

Ahora ya sólo queda forrar un molde de papel de horno, volcar la masa resultante (ojo es muy líquida), precalentamos el horno a 160ºC (arriba y abajo, si quieres usar ventilador baja la temperatura a 150ºC), el tiempo de cocción dependerá de cada horno pero suele estar entre los 50 minutos y los 75 minutos, el truquito de pinchar con una brocheta de madera y que salga limpio es ideal aunque en este caso como al sacarlo del horno está aún un poco líquido (como un flan) igual no es del todo aconsejable, yo lo dejé casi una hora a 160ºC arriba y abajo y quedó bien.

Una vez horneado hay que dejar enfriar bien antes de servir, yo esperé unas horas (toda la noche) y tras decorarlo con buttercream de ron, glas y corazones de chocolate decidí meterlo en la nevera hasta la hora de la merienda ya que coincidió con un día de mucho calor.

y voalá este es el resultado ...


rico eh ...






pues ahora a ponerlo en práctica que está tremendo y es muy sencillo de hacer ;)




3 comentarios:

  1. Que buena pinta! Tendré que probar a hacerlo. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmmmmmmmmmm tres bizcochos en uno.........se ve delicioso, este lo tengo que probar!!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar